Almócita: la escuela de la lucha contra el cambio climático está en la Alpujarra almeriense

Cualquier cambio paradigmático en una sociedad, si queremos que cale, tiene que darse en la educación. Los primeros años en la vida de las nuevas generaciones y los valores que adquieran durante ese periodo será clave en el devenir de la ciudadanía que acabaran conformando. Es un trabajo cuyos resultados puede que ni veamos, pero es importante llevarlo a cabo como si fuésemos a recibir los beneficios mañana mismo.

La localidad de Almócita, en la Alpujarra almeriense, que recientemente recibió de la Fundación Conama el premio a la sostenibilidad y ejemplo de lucha contra la despoblación, se ha convertido en la mejor escuela para la educación de los hombres y mujeres de mañana sobre el Cambio Climático. Según publica el diario La Voz de Almería, asta allí se desplazaron los alumnos de 4º de la ESO del Instituto de Enseñanza Secundaria Alhamilla para conocer el compromiso de la localidad contra la crisis del clima, entender la urgencia de ponerle freno y aprender cómo.

En esta ‘escuela al aire libre’, los estudiantes pudieron tomar conciencia del alarmante avance de la desertización y su relación directa con el aumento de las temperaturas. Todo ello gracias al trabajo de un pueblo referente en sostenibilidad.

 

«En esta escuela al aire libre, los estudiantes pudieron tomar conciencia del alarmante avance de la desertización y su relación directa con el aumento de las temperaturas»

 

Almócita es uno de los mayores ejemplos de Andalucía en compromiso con el cuidado del entorno con varios proyectos agroecológicos y de bioconstrucción así como la plantación de árboles y repoblación de zonas verdes castigadas por la desertización. Los alumnos del instituto pudieron participar y conocer estas actividades de la mano de una población, la almociteña, que desde la Andalucía rural muestra una buena alternativa de futuro para el planeta.

La localidad dio esas claves de futuro a los alumnos y las alumnas que disfrutaron de esta necesaria experiencia sobre el cuidado del entorno. Una educación obligatoria ya que, estudien lo que estudien, se dediquen a lo que se dediquen, entre sus menesteres estará la impagable tarea de salvar el planeta.

 

Foto: Facebook Ayuntamiento de Almócita

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.