Andalucía responde al encarecimiento de la electricidad con autoabastecimiento energético

La transición hacia el uso de fuentes de energías limpias o renovables se hace cada día más urgente. Aunque desde hace años se trata de una decisión que debía tomarse por motivos relacionados con la sostenibilidad, la toma de conciencia de la ciudadanía ha encontrado un fuerte aliado en las razones económicas. El observable crecimiento de la producción de energías renovables en Andalucía se ha convertido en la contundente respuesta de los ciudadanos al precio de la electricidad.

Según informa la web de la Agencia Andaluza de la Energía, durante el año 2020, último ejercicio del que se tienen datos, el uso de energías renovables o de origen limpio superó por primera vez a las de origen fósil. El 51,1 por ciento del consumo energético fue con energía autogenerada. Un crecimiento del 12,4 por ciento con respecto a 2019 que supone todo un hito en el avance hacia la descarbonización del sistema energético andaluz, una de las metas recogidas dentro de las ODS de la Agenda 2030. Este cambio en el consumo supone ya una reducción del 25 por ciento de las emisiones de dióxido de carbono. Es decir, que en Andalucía cada año respiramos más limpio. Eso se agradece.

 

«El observable crecimiento de la producción de energías renovables en Andalucía se ha convertido en la contundente respuesta de los ciudadanos al precio de la electricidad»

 

La subida desproporcionada del precio de la electricidad ha animado a miles de andaluces a apostar por el autoabastecimiento energético. Un total de 11 515 hogares en Andalucía empezaron a producir su propia energía entre enero y septiembre de 2020, el doble del total de altas que en todo 2019. Sevilla es la provincia con un mayor porcentaje de sistemas de autoabastecimiento con un 28 por ciento, seguida de Málaga, que registra un 14 por ciento, Jaén y Córdoba, con un 13 por ciento, Cádiz, con el 12 por ciento de los sistemas, Granada, con un 11 por ciento y, finalmente, Almería y Huelva, que cuentan con el 4 por cien to de su población apostando ya por la sostenibilidad energética.

En los últimos años, 20 600 andaluces se han pasado a las energías renovables y se prevé que la cifra aumente exponencialmente en los próximos años, según la Agencia Andaluza de la Energía, gracias a los programas de incentivos que apoyan este cambio de tendencia en el consumo, como fuertes ayudas económicas para animar a las nuevas altas y programas de sostenibilidad dirigidos a empresas y familias.

Pero no todo va a ser responsabilidad de la ciudadanía en este reto. La Agencia Andaluza de la Energía ha creado un grupo de trabajo para impulsar el autoconsumo en la Administración y sumarse así a la lucha contra el cambio climático, el gran enemigo de nuestro planeta.

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *