La Agenda 2030 y el compromiso de Andalucía en la ruta hacia un futuro sostenible

Los recursos de nuestro planeta son el capital del que este y todos sus habitantes disponen. Como todo capital, es finito. Y una mala gestión supone que tarde o temprano haya que tomar medidas para subsanar el derroche. A la Tierra ya le ha llegado ese momento y no vale cualquier paliativo. La Agenda 2030 establece cuáles son los objetivos a cumplir en los próximos años si no queremos quedarnos con la cuenta en negativo. Si pretendemos que nuestra economía y recursos sean sostenibles.

La Agenda 2030 fue aprobada por la Asamblea General de la ONU en septiembre de 2015 y fijaba una serie de objetivos que debían cumplirse en el plazo de tres lustros. En la resolución aprobada por los países miembros, se recogieron diecisiete Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) con un total de 169 metas a alcanzar, y que consideraba y considera la erradicación de la pobreza como la prioridad para hacer posible el resto. Los ODS incluyen, además, garantizar una vida sana y una educación de calidad, conseguir la igualdad de género, asegurar el acceso al agua y la energía, promover el crecimiento económico sostenible y la lucha contra el cambio climático, establecer la paz y facilitar el acceso a la justicia. En definitiva, una convivencia del todo en armonía.

 

«Un total de 169 metas a alcanzar, con la erradicación de la pobreza como la prioridad para hacer posible el resto»

 

¿Cuál es el papel de Andalucía en la Agenda 2030?

Aunque el cumplimiento de la agenda sea de carácter global, hay que tener en cuenta que cada Estado es soberano de sus riquezas, ya sean estas económicas o naturales. Es por ello que cada país debe trazar su propia ruta de actuación, y dentro de cada país el trabajo se reparte entre los distintos órganos de gobiernos que hubiese dentro del general.

Es por ello que en Andalucía se aprobó la Estrategia Andaluza de Desarrollo Sostenible 2030 (EADS) en junio de 2018 como resultado del Acuerdo del Consejo de Gobierno. La EADS se atiene a los objetivos propuestos en la agenda de la ONU y busca «orientar las políticas públicas y privadas hacia un tipo de desarrollo socioeconómico que considere de forma integrada la prosperidad económica, la inclusión social, la igualdad entre los géneros y la protección ambiental», según se explica en la página de web de la Junta de Andalucía.

 

«Andalucía se une a la contrarreloj por redirigir a todo el planeta hacia un futuro más prospero, justo y sostenible»

 

El acuerdo incluye un total de treinta y siete líneas de actuación que se dividen en 226 medidas. La EADS supone el compromiso de Andalucía con el plan internacional mediante la consecución de metas concretas, que tendrán un seguimiento para el que se han creado cuarenta y seis indicadores y un calendario de evaluación. Un sistema a través del que se podrá medir la eficacia de las acciones con las que esta Comunidad Autónoma se une a la contrarreloj por redirigir a todo el planeta hacia un futuro más prospero, justo y sostenible.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.