Solum, la apuesta por la movilidad compartida sostenible en Sevilla

Cada vez son más frecuentes las opciones de movilidad alternativas al coche particular, los taxis o el autobús en las ciudades. Los patinetes eléctricos han sido una de las grandes revoluciones en este sentido en los últimos años. La verdad, una vez que te das cuenta de que puedes ir a tu trabajo montándote en ese cacharro sin pelarte las rodillas se convierte en un gran aliado.

Esta forma de transporte, además de práctica, resulta muy beneficiosa para el medio ambiente, ya que al funcionar con baterías eléctricas ayuda a reducir las emisiones de monóxido de carbono y ya de paso te mejora el buen humor salvándote de los atascos. Entonces, ¿por qué no hacerlo del todo bien y que la electricidad con la que funcionan tenga un origen limpio y sostenible? Era cuestión de tiempo que alguien se lo plantease.

 

«La empresa Solum planea instalar su suelo solar en Madrid, Barcelona, Holanda, Grecia y Turquía. Y es que no es mala filosofía para la consecución de los ODS que las pequeñas ideas en una ciudad se conviertan en grandes soluciones en todo el mundo»

 

Ese alguien fue el sevillano Luis Muñoz, cofundador de Solum, una empresa que plantea la instalación de «islas energéticas en el pavimento». La idea es que los patinetes puedan ser estacionados en estaciones de recarga alimentadas por su suelo solar Arena, la innovadora solución de la empresa hispalense que es, además, pionera en todo el mundo. «Los coches eléctricos son caros. Por eso es muy interesante esta movilidad ligera mediante vehículos mucho más asequibles para cualquier tipo de persona», explica Muñoz. Y vislumbra un futuro en el que «pagar por el servicio más que poseer será el signo de los tiempos». Solum cuenta además con una app para móvil que permite localizar los puntos de estacionamiento más cercanos.

En julio de 2021, Solum consiguió cerrar una ronda de financiación por valor de 750 000 euros, en la que participaron Fondo Bolsa Social, la energética española Capital Energy Quantum y el hub de innovación abierta de Telefónica, entre otras firmas. Gracias a este capital, la empresa planea instalar su suelo solar en Madrid, Barcelona, Holanda, Grecia y Turquía. Y es que no es mala filosofía para la consecución de los ODS que las pequeñas ideas en una ciudad se conviertan en grandes soluciones en todo el mundo.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.